Preguntas y una sola respuesta

Imagina que eres un ratón de biblioteca o que, incluso trabajas en una. Tras tus gafas de pasta verás pasar la vida. Libros que entran, otros que salen, dudas, fichas, la pantalla del ordenador que te mira fijamente… Lo peor de todo es que adivinas tu futuro, una existencia gris, solitaria, con la sola compañía de tus hobbies, manías y a lo mejor, un gato o perro en el que vuelcas todo tu amor.

Éste es más o menos el perfil de la protagonista de esta historia, Devin Mackenzie: Una empleada de biblioteca que pasa las hora volcada en su afición favorita, los enigmas, ya sean jeroglíficos, crucigramas o el misterioso artefacto que su madre le regala por su cumpleaños. Sin darse cuenta, al adivinar el misterio que se esconde tras el objeto, la muchacha se verá inmersa en una aventura en la que ella es la principal protagonista. Las piezas del enorme puzzle se irán colocando poco a poco, pero sin que la joven pueda controlar su incierto destino.

Dos de esas piezas son, por un lado, el misterioso superhéroe The Answer!, que se deja la piel (y nunca mejor dicho) salvando la vida de la chica una y otra vez. Y por el otro, la misteriosa organización llamada Brain Trust, que quiere reclutar a la bibliotecaria por todos los medios, aunque detrás de sus dentífricas sonrisas se esconde algo muy, muy oscuro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.