Reseña de X-O Manowar

X-O Manowar Aleta Ediciones ValiantHace tiempo que no os hablamos de X-O Manowar, la serie que sirvió de cabeza de lanza para que la editorial Valiant reabriese su sepultada línea comiquera de los noventa. Empezando a contar de nuevo la historia desde el principio, este reboot en toda regla nos adelantó ya algunas de las características del conjunto de títulos que irían surgiendo a su lado: las historias se irían contando sin prisas, sin caer tampoco en el decompressive storytelling, pero tomándose el tiempo que requiriese para avanzar de forma natural y con una calidad media notable. También, aunque hubiese un universo coherente que las interrelacionase a todas, no habría prisa por lanzar colecciones ni eventos para exprimirlo, sino que se iría haciendo de forma orgánica según fuesen avanzando de forma natural los relatos.

Todo esto vuelve a ser de aplicación en los dos tomos que vamos a reseñar aquí. En el primero, Planeta Muerte, se termina de resolver la historia de origen del protagonista de la serie aunque estemos ya ante el número 14 de la colección norteamericana. Y en el siguiente, Vuelta a casa se dispondrán sobre el tablero las piezas que llevarán a la creación de Unity, la versión de éste universo de Los Vengadores o mas bien los Ultimates. Ambos llevan guiones de Robert Venditti, quien ya demostrase su habilidad en su creación The Surrogates (llevada al cine con la película Los Sustitutos protagonizada por Bruce Willis) y hoy día en emblemáticos títulos de DC como Green Lantern y The Flash. En la parte artística tenemos un par de relevos creativos: de Trevor Hairsine a Cary Nord, para acabar con Lee Garbet, todos demuestran su buen hacer en estas historias que requieren tanto del manejo de la narrativa superheroica, como de plasmar la grandeza de la Space Opera o de la crudeza histórica de los flashbacks al siglo V de nuestra era.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.