Robocop vs. Terminator: paradojas en las paradojas

Entre los distintos títulos de la saga de Terminator, la saga que está por venir, las Crónicas de Sarah Connor, y demás, hemos sido testigos de las más variopintas paradojas temporales, pero… ¿Qué tiene que ver Robocop en esto?

Pues mucho, querido lector. Mucho… Robocop es el primer ciborg fabricado por el hombre –al menos en este universo-, y Skynet necesita de una mente humana para poder dar el salto cualitativo definitivo. ¿Os imagináis ya de qué va el tema? ¿No? Bueno, luego lo desentrañaremos.

Imaginaos que encontráis un pedazo de cómic con dos nombres impresos en la portada: Frank Miller y Walter Simonson. ¿Os suenan? Sí, Frank Miller en una historieta desarrollada durante su efervescencia creativa, durante su apogeo como guionista y dibujante. Y un Walter Simonson, el más reconocido dibujante de “Thor”, también en su cima como artista. A ello le unimos dos figuras relacionadas con esas distintivas y nostálgicas películas de acción de los años ochenta del pasado siglo que, sin duda, nos arrancarán una sonrisa cómplice a los más talluditos.

Pero… ¿Terminator? Sí, el de las películas de Schwarzenegger. ¿Y Robocop? Sí, el auténtico, el de la peli de Paul Verhoeven (1987), con Peter Weller en el papel del ciborg policía. ¿Y recordáis sus directrices? “Servir al público, proteger a los inocentes y defender la ley”. ¿Cómo es posible que un ser creado para “proteger y servir” al ser humano termine formando parte de algo como Skynet, la potencial exterminadora de la humanidad a través de los Terminators? Bueno, vamos a verlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.